Prácticas de indígenas pueden ayudar a frenar la pérdida de biodiversidad

El conocimiento tradicional y las prácticas de las comunidades indígenas pueden ayudar a mitigar el cambio climático y a frenar la pérdida de la diversidad biológica, dijeron hoy expertos en la Organización de naciones Unidas (ONU) con motivo de la celebración del Día Internacional de la Biodiversidad

El representante del Secretariado para la Convención de la Diversidad Biológica, John Scott, alertó del ritmo alarmante y sin precedentes de la extinción de plantas y especies animales en el planeta debido al cambio climático, y del enorme papel que pueden jugar las comunidades indígenas para mitigarlo.

Las poblaciones más vulnerables, según anotó, son las indígenas y locales, que viven en las zonas árticas, de elevadas altitudes o en islas pequeñas.

“Una tercera parte de las plantas y especies del mundo se perderán en la primera mitad del próximo siglo, ya que no podrán sobrevivir y ajustarse al cambio climático”, señaló.

“La extinción masiva de estas afectan el medio ambiente en donde viven los indígenas, que al mismo tiempo también deben afrontar el genocidio cultural del cambio climático”, agregó.

Scott remarcó que el conocimiento tradicional y las prácticas de los indígenas y las comunidades locales son inseparables de su cultura, estructura social, económicas, modos de vida, creencias y sistemas de salud.

“Es necesario que la comunidad internacional tome conciencia de las enormes contribuciones que pueden representar los conocimientos y métodos de los indígenas en la preservación de la biodiversidad”, agregó.

Los indígenas, afirmó, son los que sufren más con el calentamiento de la Tierra y sus consecuencias, como es la disminución de los recursos acuíferos, de especies de pescado y otros animales y de las extremas condiciones del tiempo.

“Los indígenas tiene mucho que ofrecer en la adaptación al cambio climático”, acotó. Puso como ejemplo las comunidades indígenas de los Andes, que han introducido otras variedades de patatas y diversificado sus cultivos para ajustarlos a las nueves condiciones del clima.

Mattias Ahren, de la etnia Saami, en Noruega, enfatizó la necesidad de mantener sus tradiciones para afrontar el cambio climático, pero destacó que para ello es necesario mantener el control de las tierras.

Expresó su preocupación por el deshielo de las zonas polares, que hace que el petróleo y el gas que antes no se podían extraer ahora sean accesibles, con lo que prevé una mayor destrucción de sus territorios.

Por su parte, Roberto Borrero, indígena taino de Puerto Rico, señaló que “los más ancianos de sus comunidades ya pronosticaron el cambio climático antes que los científicos”.

Apuntó que Puerto Rico, después de Hawai, es el Estado estadounidense que tiene un ritmo más acelerado en la extinción de especies de animales y plantas.

“Ello afecta a las prácticas pesqueras y a la obtención de plantas medicinales, pero por encima de todo a la interacción espiritual que los indígenas tienen con la naturaleza”, precisó.

Comentários via Facebook
COMPARTILHAR

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here