MÁS DE 1.500 INDÍGENAS KATÍOS EN EL CHOCÓ TEMEN SER DESALOJADOS VIOLENTAMENTE ESTE FIN DE SEMANA DE LA TOMA PACIFICA EN DOS PUNTOS EN LA PANAMERICANA
En comunicado público, las autoridades de la OREWA, ratifican su preocupación de “que el gobierno esté dilatando las decisiones tratando de quebrantar nuestra voluntad y capacidad de resistencia y exponernos a un eventual desalojo violento este fin de semana o en otro momento”.

En este caso el temor latente en los dos sitios de la toma pacífica, ya que a los más de 700 indígenas Emberas Katios en el Chocó, que desde el pasado 21 de mayo mantienen la toma pacífica a la panamericana, en el lugar denominado “el dieciocho”, localizado en el Municipio del Carmen de Atrato a 42 kilómetros de la capital del Chocó, se sumaron más indígenas en la vía que conduce a Pereira.

Se trata de más de 900 indígenas Emberas Katios, que desde hoy, debido a que el gobierno no ha respondido a sus requerimientos, contemplados en el acta 02 del 27 de abril, decidieron unirse a la toma pacífica en el punto denominado La UNION, cerca de Santa Cecilia, a 4 horas equidistante tanto de Quibdó como de Pereira.

Pese a que el gobierno anunció una reunión para el 29 y 30 de junio, en Quibdo con los Alcaldes del Chocó, las autoridades indígenas manifestaron en comunicado público que en ella sólo se abordará el tema de Salud, pero el tema de etnoeducación no se ha contemplado, por lo que “ante la desidia y el desgobierno nuestros pueblos han decidido continuar en Asamblea Permanente, bloqueando las carretera Quibdo Medellín y Pereira, hasta que se cumplan nuestras exigencias de manera real y seria, basado en la sentencia de la Honorable Corte Constitucional, que reconoce derechos a nuestros pueblos”.

“De llegar a padecer un desalojo violento, como situación extrema, reiteramos nuevamente la responsabilidad del gobierno nacional y departamental frente a lo que le pueda suceder a 186 niños y niñas, 15 mujeres embarazadas, 30 personas enfermas, un centenar de ancianos y adultos que esperan solución a derechos viables, sustentados en normas constitucionales y legales, y para los cuales hay recursos asignados, pero hasta ahora no hay es VOLUNTAD POLITICA POR PARTE DEL GOBIERNO”, así lo ratificó el presidente de la ONIC, Luis Evelis Andrade Casama.

La toma pacífica de la carretera, se debe al incumplimiento de los acuerdos que se firmaran en el acta 002 por parte de los representantes del Gobierno Nacional y Departamental con autoridades indígenas, donde las autoridades indígenas dejaron constancia que “se mantendrían en asamblea permanente hasta que se llegue a acuerdos en los puntos que han quedado pendientes en el tema de educación, dejando como plazo 15 días”, plazo que se agotó y mientras el gobierno pide PACIENCIA, los indígenas ya se les ACABO!!!.

“Urgimos en estos momentos al gobierno nacional que utilice la vía de diálogo y se abstenga de ordenar acciones represivas contra nuestras comunidades ubicadas en la carretera”.

Solicitamos una vez más, a las entidades de control a que se investigue y se castigue debidamente los atropellos y delitos cometidos por el gobierno contra nuestra población, en materia educativa, de salud, territorio y derechos humanos. Y que respondan a los requerimientos de los pueblos indígenas en DERECHO. Igualmente invitamos a los medios de comunicación alternativos y masivos a visibilizar lo que está sucediendo, para que no quede registrado solamente las escenas de cómo el gobierno llega con caldos de huevo y bienestarina, respondiendo mediaticamente, pero el problema sigue latente, porque es de fondo, es de incumplimiento a derechos fundamentales y humanos”, concluyó Andrade Casama.

Comentários via Facebook
COMPARTILHAR

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here